ESTABILIZACION DE TALUDES

Las pantallas son generalmente elementos de contención ejecutados previamente a la realización de vaciados que no puedan ser acometidos directamente, debido a la existencia de terrenos poco estables, o a razones de seguridad por cercanías de edificios, carreteras, líneas férreas, etc. Las pantallas pueden realizarse de forma continua (muros-pantalla), mediante equipos específicos, o bien de forma discontinua (pantalla de pilotes) empleando perforadoras a rotación.

En ciertas ocasiones las pantallas pueden realizar una función distinta a la propia de contención, como ocurre con las pantallas impermeabilizantes, en cuyo caso se realizan pantallas plásticas formadas por mezclas de bentonita-cemento, o bien en los casos de ejecución de elementos portantes realizados por medio de equipos de pantalla.

ANCLAJES ACTIVOS Y PASIVOS

Los anclajes son utilizados para mantener la estabilidad de taludes, pantallas de hormigón, tablestacados, etc. Pueden tener carácter definitivo o bien provisional, como ocurre normalmente en los empleados en pantallas para edificación, con carácter de arriostramiento hasta la ejecución de los forjados. Para su ejecución se realiza en primer lugar la perforación, con la inclinación y longitudes proyectadas, utilizando los medios adecuados en función del terreno perforado (rotación, roto percusión, con entubación o sin ella, etc.), procediéndose posteriormente a la inyección con mezclas de cemento o aditivos, caso de ser necesario y al posterior tensado de los anclajes. En ciertas ocasiones, el proceso de inyección se realiza en dos etapas: inyección primaria e inyección secundaria.

Los anclajes habitualmente utilizados suelen ser de cable de acero pos tensado o bien de barras de acero de alto límite elástico. Aprovechando las características elásticas y resistentes del acero y de otros materiales es posible realizar obras en lugares y terrenos absolutamente inadecuados para ello, aplicando la ingeniería adecuada y un buen proyecto de anclajes.

INYECCION DE CONSOLIDACION

Mediante la aportación de determinados morteros absorbentes de humedad o inyecciones de resinas, expansivas o no, es posible mejorar las características mecánicas de los suelos, ya sea en superficie o en zonas más profundas hasta hacerlos útiles o recuperables; ya sean grandes oquedades o pequeños espacios.

Estas técnicas deben ser aplicadas después de un profundo estudio e identificación del problema, constituyendo proyectos específicos para cada necesidad. Técnica de consolidación, estabilización e impermeabilización de suelos y rocas mediante la introducción de un fluido aglomerante que mejora las propiedades de los terrenos.

PILOTES

Elementos de transmisión (moldeados "in situ") de las cargas de una estructura a un estrato profundo de capacidad portante adecuada. Son elementos de cimentación esbeltos que se construyen en una cavidad previamente abierta en el terreno mediante rotación.

MICROPILOTES

Los micro pilotes son elementos con una capacidad portante inferior a la de los pilotes, pero que son necesarios en trabajos en los cuales no es factible la ejecución de pilotes convencionales, ya sea debido a la naturaleza de los terrenos a perforar, dificultades de accesos, etc. Se aplican en recalces, contenciones, consolidaciones de terreno. Con diámetros comprendidos habitualmente entre 100 y 300 mm., inyectando el núcleo interior de la perforación con lechada de cemento o mortero y disponiendo armadura formada por redondos o tubulares de acero. Los micro pilotes de diámetros más elevados en algunas ocasiones pueden ser realizados mediante las técnicas de hormigonado de pilotes convencionales.

Los sistemas de perforación son muy variados, en general utilizan un fluido (aire/agua) para evacuar el detritus que se va generando al tiempo que refrigeran las cabezas de corte. Cuando el terreno es inestable habiendo riesgos de colapso de las paredes de la perforación, se emplean varios sistemas para su contención: lodos bentoníticos, entubaciones recuperables, espumas químicas, etc.

La elección del método de perforación se realiza en función del terreno a atravesar, teniendo en cuenta que debe quedar una perforación limpia para permitir la correcta inyección y posterior adherencia a las paredes de ésta.

Se pueden realizar en condiciones de gálibo muy estrictas, en cualquier dirección y en cualquier tipo terreno.

MURO COLADO

El muro colado excavado y hormigonado in situ o pantalla continua consiste en la realización, en el subsuelo, de un muro vertical de hormigón armado de espesor variable entre 30 y 120 cm, capaz de absorber cargas axiales, empujes horizontales y momentos flectores, pudiendo alcanzar profundidades superiores a los 50m.

ESTABILIZACION DE TALUDES MEDIANTE SOIL NAILING

El Soil Nailing se puede definir como el refuerzo del terreno, a medida que avanza la excavación, mediante la introducción de barras pasivas, generalmente subhorizontales, que trabajan fundamentalmente a tracción.

Tal refuerzo del terreno consiste en mejorar su resistencia al corte a lo largo de superficies potenciales de plastificación o rotura mediante la inclusión de los elementos descritos, también podría hablarse de bulonado término muy utilizado en el cosido de rocas. En un talud de soil nailing, las barras se colocan en sondeos perforados previamente, rellenos posteriormente con una lechada o mortero de inyección.

El Talud se completa con la ejecución de un paramento vertical que impida la caída de la tierra entre los puntos en los que se sitúan las inclusiones. Este efecto se consigue habitualmente mediante la ejecución de una piel de hormigón proyectado, que suele reforzarse mediante una malla de acero.

MUROS ATIRANTADOS

LAZADO DE CONCRETO